Angiogram 
 
 
 
 

 

¿Qué es una angiografía?

 

Una angiografía es un procedimiento en el que se utilizan rayos X para ver los vasos sanguíneos de su cuerpo. Este examen a menudo se realiza para estudiar arterias estrechas, obstruidas, dilatadas o mal formadas en muchas partes de su cuerpo, incluyendo el cerebro, el corazón, el abdomen y las piernas. 

  • Obstrucciones de las arterias que se encuentran fuera del corazón, afección llamada enfermedad vascular periférica (PAD por sus siglas en inglés)
  • Dilataciones de las arterias, llamadas aneurismas
  • Enfermedades de las arterias renales, llamadas enfermedades renovasculares
  • Problemas en las arterias que se ramifican en la aorta, llamadas enfermedades del arco aórtico
  • Malformaciones arteriales, llamadas malformaciones vasculares

 

Los médicos pueden tratar un problema durante una angiografía. En algunos casos, su médico puede disolver un coágulo que se descubre en el transcurso del examen.  Durante una angiografía, se puede realizar el procedimiento conocido como angioplastia con stent para despejar arterias obstruidas, según la ubicación y el grado de la obstrucción. Una angiografía puede ayudar a su médico a planificar intervenciones quirúrgicas para reparar las arterias con problemas más graves.

 

¿Cómo me preparo para la prueba?

 

Se le realizarán exámenes de sangre para determinar la capacidad de coagulación de la misma y para evaluar su función renal. Con base en los resultados del examen, su médico puede indicarle que deje de tomar aspirinas u otro medicamento anticoagulante. Éste le dirá cuáles medicamentos debe seguir tomando. Normalmente, su médico le pedirá que no coma ni beba nada seis horas antes de su angiografía. En vista de que no debe conducir después de una angiografía, usted debe venir con alguien que lo lleve a casa y permanezca con usted.

 

¿Cuáles son los riesgos?

 

Si usted tiene problemas de coagulación sanguínea, problemas renales o tiene una edad avanzada, su riesgo de complicaciones durante y después de la angiografía puede ser mayor. Las alergias pueden aumentar su riesgo de tener una  reacción al material de contraste. Entre las complicaciones que pueden derivarse de una angiografía se encuentran sangrado, dolor o inflamación en el sitio donde se insertó el catéter así como dolor, adormecimiento o enfriamiento en su brazo o pierna. El amoratamiento en el sitio de la punción es normal y a menudo se quita solo.

 

¿Cómo se realiza?

 

Su prueba se llevará a cabo en una sala equipada con un aparato especializado de rayos X.  Su médico insertará una línea intravenosa para suministrarle líquidos y medicamentos y escogerá el sitio donde insertará el catéter, usualmente en una arteria de su ingle o de su codo. 

 

Antes de que el catéter sea insertado, le limpiarán la piel y cualquier vellosidad que tenga en el sitio del procedimiento será rasurada para ayudar a reducir su riesgo de infección. Le adormecerán la piel con un anestésico local. Se hace una punción en la arteria escogida con una aguja hueca y se inserta un cable delgado a través de la aguja. Se hace pasar un catéter por el cable y se guía hasta la ubicación deseada. Los rayos X se proyectan en una pantalla de video para ver el catéter mientras se mueve a través de sus arterias.

 

Una vez que el catéter ha sido colocado adecuadamente, se inyecta el medio de contraste.  El contraste provoca una sensación de calor leve y pasajera a medida que entra en su torrente sanguíneo. Se toman más imágenes de rayos X para ver cómo fluye el contraste a lo largo de sus arterias.  Durante el examen, puede que le pidan que contenga la respiración durante un lapso de entre cinco y 15 segundos aproximadamente. Además, quizá le indiquen que permanezca completamente inmóvil para evitar que cualquier movimiento repentino haga que las imágenes de rayos X salgan borrosas.

 

Cuando termine el examen, el catéter será extraído y el sitio de la inserción tendrá que recibir presión durante un lapso de entre 10 y 20 minutos para ayudar a detener el sangrado.

 

Las angiografías generalmente duran alrededor de una hora si sólo se requiere de rayos X.  Éstas podrían durar más tiempo si su médico también realiza una angioplastia con colocación de stent.

 

¿Qué puedo esperar después de una angiografía?

 

Después del examen, monitorearán su condición en el hospital por un período aproximado de seis horas. Durante este tiempo, usted debe mantener el brazo o la pierna en la que se le hizo la punción en forma recta para minimizar el sangrado del sitio de la punción. 

 

Le pedirán que beba líquidos para evitar que se deshidrate y para que sus riñones expulsen el medio de contraste. Una vez que haya cesado cualquier sangrado del sitio de la inserción y que sus signos vitales estén normales, su médico le dirá que puede marcharse.

 

En casa, usted puede comer normalmente, pero debe continuar bebiendo muchos más líquidos durante uno o dos días. Evite actividades físicas como subir escaleras, conducir y caminar durante al menos 12 horas después de la angiografía.  Usted puede volver a sus actividades normales uno o dos días después del procedimiento.

 
 
 
 
 
Información Relacionada
Pages
[Hospital Información y Servicios]
Patient Registration
[Hospital Información y Servicios]
Nuestros servicios
[Hospital Información y Servicios]
Información para Pacientes y Visitantes
[Hospital Información y Servicios]
Servicios Médicos
[Hospital Información y Servicios]
Pages - Approve/reject Items
[Hospital Información y Servicios]
Pages - My submissions
[Hospital Información y Servicios]
Pages - Explorer View
[Hospital Información y Servicios]
Programas Comunitarios
[Hospital Información y Servicios]
Más...