About Colonoscopy 
 
 
 
 
 

¿Qué es?

La colonoscopía es un procedimiento que le permite a su médico ver internamente su intestino grueso a través del colon, hasta la parte inferior del intestino delgado. El procedimiento se usa buscar las primeras señales del cáncer de colon y recto, éste permite que su médico localice las úlceras, crecimientos anormales y diagnostique las causas de otros problemas intestinales.

¿Cómo me preparo para la prueba?

Es posible que tenga que realizar una dieta a base de líquidos durante uno a tres días antes de su prueba. La dieta consistiría en caldo sin grasa, agua, café y te simple y bebidas dietéticas. Puede comer gelatina o helados de cualquier color que no sea rojo.

Para que su colonoscopía sea segura y detallada, su colon debe estar completamente vacío. Usted tomará laxantes la noche anterior a su examen.

No se le permitirá manejar hasta su casa después del procedimiento debido a los sedantes que tomará antes del mismo, así que póngase de acuerdo con alguien para que venga a recogerle.

¿Qué puedo esperar?

Se le darán analgésicos y sedantes suaves antes del examen. Estos medicamentos le ayudarán a relajarse y a permanecer cómodo durante el examen. Usted se recostará sobre su lado izquierdo en la mesa de examen. Su médico introducirá una sonda larga y flexible con luz en su recto y la dirigirá lentamente por su colon.  La sonda se llama colonoscopio. Ésta contiene una cámara diminuta que transmitirá una imagen del interior de su colon para que su médico pueda examinar el revestimiento. Es posible que se le solicite cambiar de posición de vez en cuando para ayudar al médico a mover el colonoscopio. El colonoscopio también sopla aire en su colon para dilatarlo y ayudar al médico a examinarlo mejor.

Si se ve algo anormal en su colon, como un pólipo o tejido inflamado, el médico lo puede extirpar total o parcialmente usando instrumentos diminutos que pasan a través del colonoscopio. El tejido se envía al laboratorio para ser examinado. Si hay sangrado en el colon, el médico puede pasar sondas o inyectar medicamentos especiales a través del colonoscopio para detener el sangrado.

El examen generalmente toma entre 30 y 60 minutos. Necesitará permanecer en el centro durante una u dos horas hasta que haya pasado el efecto de los sedantes.