All About Allergies 
 
miércoles, 02 noviembre 2005 
 
 
 

¿Qué tienen en común el polvo, los gatos, el maní y las cucarachas? Aunque usted no lo crea, todos ellos pueden provocar alergia. En los Estados Unidos, las alergias son una de las principales causas de enfermedad. De hecho, más de 50 millones de estadounidenses padecen algún tipo de alergia.

¿Qué son las alergias?

Una alergia es una reacción del sistema inmunológico en respuesta a una sustancia que, para la mayoría de las personas, es inofensiva. Si usted sufre de alergia, su sistema inmunológico considera a la sustancia (o alergeno) como un invasor. En consecuencia, es posible que usted experimente variedad de síntomas desde una simple molestia hasta un daño potencial.

El sistema inmunológico de una persona alérgica produce anticuerpos para proteger al organismo. Luego, los anticuerpos provocan que los mastocitos liberen sustancias químicas en el torrente sanguíneo, para defenderse del alergeno.  La histamina es una de las sustancias químicas producidas.

La liberación de estas sustancias químicas provoca reacciones alérgicas que pueden afectar sus ojos, nariz, garganta, pulmones y hasta la piel, en un esfuerzo del organismo por deshacerse del alergeno. Cada vez que usted se exponga al mismo alergeno, su organismo experimentará una reacción alérgica similar.

¿Quiénes sufren de alergias?

A menudo, la propensión para desarrollar una reacción alérgica obedece a factores transmitidos genéticamente. Esto no significa que si usted sufre de alergia, todos los miembros de su familia también la padecerán. Además, normalmente una persona no hereda una alergia en particular, sólo la probabilidad de sufrir de ellas. Sin embargo, algunos niños sufren de alergias sin que ningún familiar sea alérgico. Estos niños probablemente serán alérgicos a más de una sustancia.

Alergenos transmitidos por el aire

Algunas de los factores que más comúnmente provocan alergias se encuentran en el aire.  Estos alergenos son:

·         Ácaros del polvo. Éstos son uno de los alergenos más comunes. Los ácaros del polvo son insectos microscópicos presentes a nuestro alrededor y durante todo el año en casi todos los Estados Unidos.

·         Polen. Éste es otra de las principales causas de alergia. Se le conoce sobre todo como fiebre del heno. Los árboles, la mala hierba y las hierbas en general liberan polen en el ambiente, provocando que las personas alérgicas a él desarrollen síntomas. Los alergenos del polen son propios de algunas estaciones del año. Los recuentos de polen miden la cantidad de éste presente en el aire, de modo que las personas pueden determinar qué tan graves podrían ser sus síntomas en un día en particular.

·         Mohos. Los mohos, un alergeno común, son hongos que se desarrollan bajo techo y al aire libre, en ambientes cálidos y húmedos. Se les puede encontrar al aire libre, en áreas con drenaje deficiente, o bien bajo techo, en lugares oscuros, húmedos y con poca ventilación.  Los mohos pueden afectar a las personas alérgicas durante todo el año.

·         Mascotas. Los alergenos de las mascotas provienen de la caspa que se desprende de su piel. Las partículas pueden ser transmitidas por el aire y adherirse a los artículos de tela presentes en el hogar.

·         Cucarachas. Éstas son uno de los principales alergenos en los hogares de los barrios más pobres. Además, pueden ser una de las principales causas de asma en los niños de estos barrios.

Los síntomas de las alergias transmitidas por el aire pueden ser, entre otros: estornudos, comezón en los ojos, nariz y garganta, congestión nasal y tos.  Si una persona presenta estos síntomas, así como también falta de aliento y respiración jadeante, es posible que la alergia haya progresado al punto de convertirse en asma.

Alergenos en los alimentos

·         Leche de vaca. El sistema inmunológico de los bebés, niños y adultos puede reaccionar en forma anormal a las proteínas presentes en la leche de vaca.

·         Huevos. Éstos son una de las causas más comunes de alergias a los alimentos en bebés y niños pequeños. La alergia a los huevos es difícil de diagnosticar porque éstos se utilizan en la preparación de muchos alimentos que los niños consumen (en algunos casos, son ingredientes "ocultos"). La alergia normalmente empieza cuando el niño está muy pequeño, pero en la mayoría de los casos se supera a la edad de 5 años.

·         Pescado y mariscos. Las proteínas presentes en el pescado pueden causar varios tipos de reacciones alérgicas, incluyendo diarrea y vómito. Otras de las reacciones son la comezón y la resequedad de la piel.

·         Maní y variedad de nueces. El maní es uno de los alergenos más fuertes en alimentos y, a menudo, provocan reacciones que pueden poner en riesgo la vida. La mitad de las personas alérgicas al maní también lo son a variedad de nueces como las almendras, nueces propiamente dichas, pacanas, semillas de girasol y de ajonjolí, y anacardos.

Los síntomas de alergias a alimentos son, entre otros: comezón en la boca y la garganta, urticaria (erupciones cutáneas protuberantes, enrojecidas y que provocan comezón), sarpullido, comezón en la nariz y secreción nasal, retortijones acompañados de náusea y vómito o diarrea.

Otros alergenos

·         Picaduras de insectos. Normalmente, las picaduras de insectos causan hinchazón, enrojecimiento y comezón en el sitio de la misma. Sin embargo, los síntomas provocados por una picadura de insecto pueden ser graves para aquellas personas que son alérgicas al veneno de los insectos.

·         Medicinas. Los medicamentos utilizados para combatir las infecciones (los antibióticos) son las medicinas que más comúnmente causan reacciones alérgicas. Otras medicinas, incluyendo aquéllas que no requieren receta médica, también pueden provocar reacciones alérgicas.

·         Sustancias químicas. Algunos detergentes, limpiadores y pesticidas utilizados en el hogar pueden causar que las personas se broten en sarpullido acompañado de comezón. Los cosméticos pueden ser causa de reacciones alérgicas en algunas personas. Normalmente, lo que causa la reacción son las sustancias químicas presentes en estos productos.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de las alergias?

El tipo y la gravedad de los síntomas de las alergias varían. Los síntomas pueden ser problemas propios de algunas estaciónes del año en que se encuentre, ya sea leves o graves (polen, mohos), o bien, problemas presentes durante todo el año (ácaros del polvo, alimentos). 

Síntomas de las alergias transmitidas por el aire

Este tipo de alergeno puede causar rinitis alérgica. Ésta alcanza su punto más alto a los 20 años de edad y años inmediatamente posteriores y, a menudo, puede desaparecer entre los 40 y 60 años. Entre los síntomas se encuentran:

·         Estornudos

·         Comezón en la nariz y/o la garganta

·         Congestión nasal

·         Tos

Con frecuencia, otro de los síntomas son los ojos enrojecidos y/o llorosos, con presencia de comezón (conjuntivitis alérgica). Si una persona presenta rinitis alérgica y conjuntivitis alérgica, así como también respiración jadeante y falta de aliento, es posible que la alergia haya progresado al punto de convertirse en asma.

Síntomas de las alergias a los alimentos

Algunos de los síntomas de las alergias a los alimentos son:

·         Comezón en la boca y la garganta

·         Urticaria

·         Sarpullido

·         Comezón en la nariz y secreción nasal

·         Retortijones acompañados de vómito o diarrea.

Síntomas de las alergias al veneno de los insectos

La picadura de un insecto al que se es alérgico puede causar:

·         Hinchazón de la garganta

·         Urticaria

·         Dificultad para respirar

·         Náusea y/o diarrea

Reacciones alérgicas extremas

Cuando una persona sufre de sensibilidad extrema a un alergeno, es posible que experimente anafilaxis o choque anafiláctico. Éste es una reacción repentina y grave en la que intervienen varios sistemas del organismo (la piel, el tracto respiratorio, el sistema cardiovascular). Los síntomas graves requieren de atención médica inmediata. Éstos incluyen, entre otros:

·         Dificultad para respirar

·         Hinchazón de la cara, garganta, labios y lengua

·         Descenso rápido de la presión arterial

·         Mareo y/o aturdimiento

·         Inconsciencia

·         Urticaria

·         Estrechamiento de la garganta

·         Náusea y/o vómito

·         Dolor abdominal

·         Diarrea

La anafilaxis puede presentarse casi inmediatamente después de la exposición al alergeno o hasta dos horas después de la misma, si éste es un alimento. Es posible que resulten afectadas varias áreas del cuerpo.

¿Cómo se diagnostican las alergias?

Algunas alergias son fáciles de diagnosticar porque el patrón de los síntomas después de la exposición a ciertos alergenos es predecible.  Otras alergias son menos obvias porque los síntomas son similares a los de otros padecimientos.

Los alergólogos realizan pruebas cutáneas para diagnosticar la mayoría de los alergenos ambientales y alimenticios. Éstas pueden realizarse de dos formas:

·         Se coloca en la piel una gota del alergeno en forma líquida purificada y se pincha el área con un instrumento punzante pequeño.

·         Se inyecta bajo la piel una pequeña cantidad de alergeno. Se revisa el área después de 15 minutos para verificar la presencia de alguna reacción. Si aparece una protuberancia rodeada por un área enrojecida, la prueba es positiva.

Si los síntomas son graves, puede realizarse una prueba sanguínea para diagnosticar la alergia y evitar así la exposición al alergeno.

Aunque estas pruebas sean positivas para un alergeno, deben presentarse los síntomas para contar con un diagnóstico definitivo.

¿Cuál es el tratamiento para las alergias?

Es posible aliviar los síntomas de las alergias, pero no existe una verdadera cura para las mismas. La mejor forma de controlarlas es reducir o eliminar la exposición a los alergenos. Si esto no fuera posible, pueden prescribirse medicinas como antihistamínicos y esteroides inhalados o en forma de aerosol nasal. Usted puede comprar antihistamínicos sin necesidad de receta médica. En algunos casos, es posible que un alergólogo le recomiende vacunas contra la alergia (inmunoterapia) para ayudar a desensibilizarlo.

¿Cómo actúa la epinefrina inyectable?

Si usted sufre de sensibilidad extrema a cualquier alimento o veneno de insectos y los síntomas son graves, es posible que su médico le recomiende llevar consigo epinefrina inyectable para contrarrestar cualquier reacción alérgica. Ésta viene en un contenedor cuya apariencia es similar a la de un lapicero. El dispositivo administra la epinefrina a través de una inyección aplicada en el muslo. La prescripción de epinefrina inyectable normalmente incluye dos dosis autoinyectables y una "de prueba", que carece de aguja, para que usted practique la utilización del dispositivo.

Cualquier persona que haya necesitado inyectarse epinefrina, deberá acudir de inmediato a una sala de emergencias donde pueda administrársele tratamiento adicional, en caso de que éste sea requerido. Varias horas después de la crisis inicial, es posible que los síntomas se manifiesten por segunda vez.

 

 
 
 
 
 
Información Relacionada
Hospedaje
[Hospital Información y Servicios]
Nuestra misión
[Hospital Información y Servicios]
Recompensas Tenet
[Hospital Información y Servicios]
Centro de manejo del dolor de Atlanta
[Hospital Información y Servicios]
Neurodiagnóstico
[Hospital Información y Servicios]
Mensaje del Director Ejecutivo
[Hospital Información y Servicios]
Servicios psiquiátricos para adultos
[Hospital Información y Servicios]
Servicios de laboratorio y patología
[Hospital Información y Servicios]
Servicios de emergencia
[Hospital Información y Servicios]
Letton Cancer Foundation
[Hospital Información y Servicios]
Más...